Cateterismo cardiaco

El cateterismo cardíaco, también conocido como coronariografía, es un procedimiento que se emplea para diagnosticar y tratar algunas afecciones cardíacas. Permite analizar el corazón más minuciosamente para identificar problemas y realizar otras pruebas. Se efectúa inyectando un contraste en las arterias del corazón para, posteriormente, ver las imágenes en movimiento con un equipo de rayos X. Las arterias del corazón (arterias coronarias), cuando están llenas de contraste, se visualizan como las ramas de un árbol en otoño. El cateterismo se utiliza fundamentalmente para detectar y tratar posibles estrecheces (estenosis) en las arterias del corazón. También, se puede realizar para diagnosticar o evaluar causas de insuficiencia cardíaca congestiva o miocardiopatía, arteriopatía coronaria, anomalías cardíacas presentes al nacer, presión arterial en los pulmones y problemas con las válvulas cardíacas.

¿Para qué se usa el electrocardiograma?

Es la prueba definitiva y más fiable para demostrar esas estrecheces en las arterias del corazón en pacientes que presentan dolor en el pecho. Se emplea igualmente en pacientes que van a ser sometidos a cirugía de las válvulas del corazón, para ver si también presentan estas estrecheces, y poder aprovechar la intervención quirúrgica para actuar sobre ellas.

¿Cómo se realiza el examen?

Se coloca una sonda plástica delgada más grande llamada vaina dentro de la vena o la arteria en la pierna o el brazo. Luego, se pasan sondas plásticas más largas llamadas catéteres hasta el corazón, usando rayos X en vivo (fluoroscopia) como guía. Con ellos se puede tomar muestras de sangre del corazón, medir la presión y el flujo sanguíneo, medir el oxígeno en diferentes partes del corazón, examinar las arterias del corazón, entre otras evaluaciones.  Para algunos procedimientos, es posible que inyectarle un contraste ayude a su proveedor a visualizar las estructuras y los vasos en el corazón. El examen puede durar de 30 a 60 minutos.

Acude con el especialista para un diagnóstico oportuno.