Ecocardiografía

Es una prueba diagnóstica que, a través de ultrasonidos, aporta información acerca de la forma, el tamaño, la fuerza, el movimiento, el grosor y el funcionamiento de las válvulas del corazón. Se trata de un método no invasivo e indoloro que se caracteriza por ser una ecografía de tipo cardíaco. Esta prueba se recurre cuando una persona ha sufrido un infarto, sufre insuficiencia cardíaca, tiene implantada una válvula cardíaca artificial,  se le ha realizado un trasplante de corazón, entre otros casos. Existen dos tipos de ecocardiografía que se realizan de acuerdo a la situación cardíaca en que se presenta el paciente: Ecocardiografía transtorácica, ecocardiografía transesofágica y ecocardiografía en 3D.

Tipos de ecocardiografía

Ecocardiografía transtorácica: permite obtener una imagen en tiempo real de las estructuras cardíacas.

Ecocardiografía transesofágica:  permite diagnosticar patologías difíciles de diagnosticar como defectos valvulares complejos, malformaciones congénitas raras y patologías de la aorta torácica.

Ecocardiografía en 3D: permite una evaluación tridimensional del corazón.

Preparación para la ecocardiografía

La preparación para la ecocardiografía varía según el tipo que se realiza. En la consulta se informa al paciente los pasos a seguir días antes de la prueba. Sin embargo, generalmente, se debe presentar en ayunas de seis horas y sin haber ingerido cafeína, energizantes, bebidas alcohólicas ni haber fumado 24 horas antes previas al examen.

Solicita más información sobre esta prueba conmigo.