Problemas Vasculares

Son el conjunto de enfermedades que afectan los vasos sanguíneos. Cuando afecta los vasos sanguíneos puede comprometer órganos como el cerebro (enfermedad cerebrovascular), los miembros inferiores, los riñones y el corazón. Estos problemas a menudo se deben a la aterosclerosis. Esta afección ocurre cuando la grasa y el colesterol se acumulan en las paredes del vaso sanguíneo (arteria). Esta acumulación se llama placa. Con el tiempo, la placa puede estrechar los vasos sanguíneos y causar problemas en todo el cuerpo. Si una arteria resulta obstruida, esto puede llevar a que se presente un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Tipos de enfermedades vasculares
  • Insuficiencia cardíaca: es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta la capacidad del corazón para bombear sangre lo que impide que llegue suficiente oxígeno y nutrientes al resto de los órganos.
  • Insuficiencia tricuspídea: Incompetencia de la válvula tricúspide que promueve el movimiento del flujo sanguíneo procedente del ventrículo derecho hacia la aurícula derecha durante la sístole.
  • Síndrome de disfunción sinusal: es un tipo de trastorno del ritmo cardíaco. Afecta el marcapasos natural del corazón (nódulo sinusal), que controla los latidos.
Síntomas
  • Sensación de latidos cardíacos acelerados y aleteos (palpitaciones).
  • Dolor o molestia en el pecho.
  • Confusión.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Desmayos o sensación de desmayo.
  • Fatiga y falta de aire.
Factores de riesgo

Los factores de riesgo de las enfermedades vasculares pueden variar, dependiendo de la enfermedad específica. Pero algunos de los más comunes incluyen: edad, condiciones que pueden afectar el corazón y los vasos sanguíneos, como la diabetes o el colesterol alto, antecedentes familiares de enfermedades vasculares o cardíacas, infección o lesión que daña las venas, entre otras.

Acude a consulta de valoración para determinar
si padeces de una enfermedad vascular y ofrecerte el tratamiento acertado.